1996, convirtiéndose por aquel entonces en el máximo goleador de la historia de «La Roja» y en el segundo jugador con más encuentros disputados, solamente por detrás de Zubizarreta. Raúl fue el máximo artillero de la selección, con 11 goles en 6 encuentros. España quedó primera en el grupo, con un total de 26 puntos, y no cosechó ninguna derrota, sumando ocho victorias y dos empates y con 25 goles a favor y tan solo cuatro en contra. Dinamarca era líder de grupo con 18 puntos, seguida por Irlanda y España, ambas con 17, por lo que los hispanos debían ganar su último encuentro de la fase para certificar su pase al Mundial o bien esperar un tropiezo de los irlandeses frente a sus vecinos del norte, los norirlandeses. Este Mundial fue, hasta 2014, el peor de España en toda su historia al acabar en la 17.ª posición. Raúl fue el encargado de ejecutar la pena máxima, pero falló lanzándolo fuera de los tres palos y, con ello, España perdió la posibilidad de forzar la prórroga. Casillas. Tras ello, los españoles respondieron con ocasiones de Villa y de Sergio Ramos, que no encontraron fortuna.

↑ «La «dulce transición» termina con Casillas en el banquillo». ↑ «Camacho abandona la selección». ↑ «22 hombres y un destino». ↑ «Dos muertos en las celebraciones por el Mundial». ↑ «Valdés, Pedro, Javi Martínez y Llorente, las sorpresas de la lista para el Mundial». ↑ «Otro drama histórico para Alemania». ↑ «Una derrota para la historia». Fue el 9 de octubre de 2014 y significó la primera derrota del equipo nacional en un partido de clasificación desde el 7 de octubre de 2006, después de 36 partidos sin conocer la derrota. El 1-1 final dejaba a España al borde de la eliminación, ya que la clasificación ya no dependería de ellos mismos en la última jornada; deberían esperar acontecimientos. 2-1 con goles de Villa e Iniesta que daban la clasificación como campeona de grupo. Rusia, a la que ya se había enfrentado en la fase de grupos. La selección italiana, rival de éstos en la fase anterior, fue eliminada también tras otra polémica actuación arbitral. El conjunto africano acabó dándole la vuelta al marcador y venció por 3-2 con la involuntaria colaboración de Zubizarreta, quien empujó un balón hacia su propia portería tras un centro raso del equipo rival que no entrañaba peligro aparente.

Así podríamos definir esta segunda colaboración entre Pedri y Springfield, tanto en inspiración como en ejecución. En este lustro es cuando se creó el eslogan publicitario más conocido de la marca, «Just Do It», reconocido incluso como marca autónoma en muchos ámbitos. 60 años antes- del año 1938. Este sería también el segundo en el que estaría al mando de España el seleccionador Javier Clemente. Además, España se aupaba a la segunda posición del palmarés de la competición, junto a Francia -ambas selecciones con dos títulos-. Tras siete grandes citas de selecciones a las que España lograba certificar su participación, finalmente se quedaba fuera de la competición europea, en detrimento de Francia, pese a ser la «cabeza de serie» de su grupo. Aún debía disputarse el último partido de grupo, ante Albania, pero debido a la intrascendencia del partido -ambas selecciones se encontraban eliminadas desde hacía más de un mes- la UEFA decidió suspender el partido por el escaso interés del mismo. El partido frente a la República de Irlanda significó el adiós del conjunto nacional de Míchel y Butragueño. Tras acabar el torneo en Asia, dos jugadores importantes para España en la última década, Fernando Hierro y Luis Enrique, camisetas futbol 2023 anunciaron que no volverían a vestir más la elástica nacional.