Queda poco más de una semana para que empiece la Eurocopa de Francia y vamos a aprovechar hoy para recordar algunas de las camisetas que ha llevado la selección española a lo largo de su historia. En realidad, las equipaciones del equipo madrileño no tienen nada de especial: la primera es azul, como toda la vida, la segunda roja, como muchos otros años, la tercera es amarilla, sin alardes y la de portero es totalmente verde, un color muy habitual entre los guardametas. Pero también se ha convertido en un recurso muy solicitado a nivel interno, ya que otros departamentos y áreas de LaLiga la utilizan para diferentes actos y eventos. Las empresas nacionales copan esta 2021-2022 hasta el 70% de los frontales de la camiseta en LaLiga. Podrás encontrar también las camisetas de selecciones como España, Argentina, Alemania o Brasil entre muchas otras. Por una parte, hace referencia a la leyenda japonesa de los peces koi, que conseguían nadar río arriba hasta la cascada, subirla y, como recompensa por su perseverancia, se transformaban en dragones; de ahí que el escudo esté formado por una suerte de bola prendida con escamas de color morado.

La segunda equipación vuelve al negro y mantiene el azul celeste como color complementario. El color de éstas, azul celeste. En ella, Airoldi explica que ya hay equipos que visten de rojo y azul (cita al Genoa) y que un amigo llamado Michele Pojero le había propuesto cambiar al rosa y al negro, «los colores de lo dulce y de lo amargo». La famosa carta de Giuseppe Airoldi a Joseph Whitaker (WIKIPEDIA). Aunque los fundadores de Koi avisaron durante la presentación del equipo que el plan es sumarse a diferentes competiciones, por ahora han confirmado la participación del equipo en la próxima temporada de la Superliga de League Of Legends (LoL) Y, desde febrero, también competirá en Valorant, uno de los videojuegos ‘shooters’ del momento. Antes podían descargarlas como una imagen fija, pero nos pidieron que les diésemos la opción de descargarse un GIF o un vídeo donde se visualiza la equipación de juego completa en 360º. Es frecuente verlas en estos canales durante las previas de los partidos para mostrar las equipaciones que van a utilizar”, afirma Martínez.

Este año, las tres rayas de Adidas van a los hombros. Camisetas del Real Madrid de la temporada 2017/2018 (ADIDAS). No en vano, según ‘Statista’, el negocio de los eSports en España facturó más de 21 millones de euros en 2020 y algunas previsiones apuntan a que en 2025 habrá 1.000 millones de espectadores alrededor del mundo. Por su parte, Disney Plus también se adentra en el mundo de los eSports a través del club de Llanos y Piqué. Supongo que es decisión de la marca americana proveedora en la que el club no habrá tenido mucho que decir, aunque se tiran piedras contra su tejado, futboloo.com no les auguro un éxito en ventas. Según la marca alemana, es el azul del cielo de Madrid (los expertos en medio ambiente podrían decir algo al respecto). El argentino anduvo sobre las aguas cada vez que su equipo lo necesitaba y atravesaba por el medio a los rivales que parecían fascinados de compartir escenario con un inmortal.

O, dicho con otras palabras, consciente de las cantidades económicas que debería de tributar en nuestro país, decidió marcharse a Andorra, donde se paga menos dinero en lo que a impuestos se refiere. En comparación, las camisetas «normales» de las distintas equipaciones del Barça con el logo de Spotify rondan los 100 euros en la misma tienda oficial, aunque la de la primera equipación masculina no está actualmente disponible excepto en la versión de Rosalía, al menos en la tienda online. Al filtrarse el contenido de los mensajes, los tres clubes afectados emitieron un comunicado conjunto en el que han exigido a Rubiales que rectifique y pida disculpas públicas “a las entidades y a sus aficionados”. Además del escuadrón de gamers, el equipo Koi también está formado por un conjunto de creadores de contenidos encargado de promocionar el club y otras acciones que se lleven a cabo. El Athletic Club ha sido uno de los últimos en presentar su nuevo uniforme, manufacturado por Nike, como en los dos años anteriores.