En cuanto se hizo pública la decisión, comenzaron a escucharse bromas acerca de que era un guiño al origen barcelonista y al estilo de juego impuesto por el entrenador del equipo muniqués, Pep Guardiola, que llegó a admitir que le gustaba mucho el diseño porque le recordaba a su club de toda la vida. El equipo no volvió a vestir una camiseta totalmente blanca hasta su centenario. Varias leyendas han portado esta camiseta que siempre identifica a hombres comprometidos con aportar generalmente en el mediocampo tanto su habilidad para crear juego, así como fuerza para destruir ataques del contrario. La temporada 1955/1956 marca el inicio de una era que empezaba a escribirse en un folio tan blanco como su camiseta pero que en un lustro tendría en su poder las mismas ‘copas’ que su jugador más mítico. Pero hubo un tiempo en el que no solo no se exhibía el nombre del jugador en la camiseta, sino que ni tan siquiera se portaba número de dorsal, por lo que todos los jugadores de un mismo equipo llevaban una camiseta igual. El gran cambio del equipo se vio en torno a las Navidades.

Mundial 2006. El primer gran cambio es el tono de azul de medias y pantalón, que pasa a ser mucho más claro. Este año, en cambio, la primera equipación no ha provocado controversia, aunque la tercera camiseta, con un tono rosa fluorescente que se estrenó ante el Girona, ha creado discrepancias entre la afición. Estas dos camisetas no quedarán en el recuerdo, posiblemente porque la performance en Rusia fue pobre y fue eliminado ante Francia. Camisetas del Espanyol para la temporada 2017/2018 (RCDE). Fue el año del doblete, 1995/1996, una temporada histórica en la que el equipo resurgía tras unos años más cerca del descenso que de Europa. De la misma marca que llevaba vistiendo al equipo desde los años 80 fue también el atuendo de un Koeman que corría aquel año campo a través, perseguido por Laudrup, Bakero o Salinas, celebrando el gol que hizo historia e hirió de muerte a la Sampdoria de Génova. Sonia Moreno, técnica del Departamento de Competiciones de LaLiga, detalla cómo esta aplicación, que cuenta con un catálogo actualizado de todos los uniformes de los 42 clubes, gestiona las opciones de cada equipo para cada encuentro. Y muchas de estas jugadoras no han cesado de visibilizar su historia: el 12 de junio, día de los enamorados en Brasil, una de sus jugadoras estrellas, Cristiane, compartía un romántico mensaje a través de su cuenta de Instagram mientras su novia viajaba a Francia para apoyarla en el campeonato: «solo sé que completas mi mundo, amor mío».

Desde entonces, aunque en diferentes ‘posiciones’, la organización sigue estando presente en el club a través de diferentes proyectos. Aunque en los primeros cuadros eran niños los encargados de recoger las pelotas en la cancha, cuando llegaron los partidos grandes, los chavales se vieron obligados a ceder el protagonismo a modelos contratados por la organización a la empresa Workout Events. Esta alianza ha ayudado a más de tres millones de niños a acceder a iniciativas deportivas, lúdicas, educativas y de protección infantil. La ONG Unicef luciría en el frontal de la elástica culé en virtud del acuerdo firmado para promover proyectos humanitarios para los niños y niñas de todo el mundo. Salvo la del Celtic horrorosas todas.. Tras 31 temporadas acompañando al RC Celta, tras concluir la temporada 2015/2016 se ponía punto y final a un patrocinio que permanecerá en el recuerdo de la afición y cuya relación se iniciaba en 1958 al instalarse la automovilística francesa a pocos metros del estadio de Balaídos evidenciando aquello de que ‘el roce hace el cariño’. Una camiseta única para un encuentro único la que vistió al Deportivo Alavés en la final de la Copa de la UEFA de la temporada 2000/2001. La Rioja Alavesa patrocinaba una camiseta diseñada exclusivamente para la final con los nombres de todos los socios impresos.

Era (y es) el caso de Atlético Madrid, Valencia CF o el Athletic Club, pero hubo una temporada en la que el tercero en discordia fue el RCD Espanyol de Barcelona, quedando el campeonato liguero a tiro del mítico estadio de Sarriá. Formación titular del Atlético de Madrid con la mítica camiseta de Marbella, antes de enfrentarse al Real Madrid en la final de la Copa del Rey disputada en el estadio Santiago Bernabéu. Por suerte, siempre ha habido excepciones y equipos que hacen fácil lo difícil: comprometer la hegemonía de Real Madrid o FC Barcelona. La novedad se instaló en el resto de clubes, pero en la historia quedará para siempre aquella primera camiseta que marcaría un antes y un después no solo en la historia de la equipación del club cántabro, sino en el resto de los equipos de LaLiga que abrazaron el patrocinio. El Barça apostó el curso anterior por romper las habituales franjas verticales con una camiseta a cuadros y el año que viene podría apostar por un rompedor diseño inspirado en el escudo del club. Por más que Rubi venda -aunque en realidad lo que hace es comprar- su buena gestión, lo adelantó el pasado mes de enero 2Playbook: «La RFEF pierde conexión con sus grandes patrocinadores y queda en jaque un negocio al alza que debía aportarle 91 millones este año».

Cuando le gustó este artículo informativo y le gustaría recibir detalles sobre www.futboloo.com por favor visite nuestro sitio web.